Tema por tema, Trotsky Vengarán te explica Relajo pero con orden

Foto Pata Torres 01

Trotsky Vengarán está cumpliendo 25 años de vida. Para celebrarlo, la banda decidió editar un nuevo disco. En vez de lanzar un trabajo recopilatorio, el grupo eligió grabar un álbum con once canciones nuevas, “Relajo pero con orden”. Además, es el primer álbum en el que participa su nuevo bajista, Juan Pablo Granito.

Guillermo Peluffo, Hugo “Llamarada” Díaz y Guillermo “Cuico” Perazzo recibieron a Yamp! y desgranaron los secretos de producción y composición de cada una de las canciones de “Relajo pero con orden”.

Por Miguel Acosta

DE LEJOS

GUILLERMO PELUFFO: “De lejos” tiene la originalidad que primero está la letra y luego está la música. En terminos conceptuales, elegimos esa canción para empezar el disco porque nos parece un rock and roll clásico, pesado, fuerte y machacoso, pero al mismo tiempo no habitual en el repertorio Trotsky. Tiene todo lo que tiene que tener una canción de Trotsky pero no es una canción que habitualmente hagamos.

La letra de la canción tiene un poco que ver con la historia de la banda, lo de caerse y volverse a levantar, ¿no?.

GUILLERMO PELUFFO: Es así (se ríe)

PATAS CORTAS

HUGO DÍAZ: “Patas cortas” es un hardcore que salió a partir de un riff que trajo Cuico y que después se nos ocurrió pensar cómo quedaría ese riff tocado con un banjo. Les pedimos a Los prolijos si ellos nos daban una mano y muy amablemente no sólo nos dieron una mano sino que el primer tramo de la canción lo arreglaron ellos. Como había cosas que se pisaban con lo que nosotros habíamos hecho, tuvimos que alargar un poquito la canción para que se lograra lucir lo que hicieron los muchachos.

El tema suena a como si lo hubiera hecho la banda Dropkick Murphies

HUGO DÍAZ: A nosotros nos gusta mucho Dropkick… A mi me suena más como a lo que hacen Los Prolijos. Estamos felices que nos hagas la comparación, porque los Dropkick es una banda que nos gusta mucho a todos, es esa rara conjunción de banda numerosa que toca punk rock y que son respetados en su comunidad.

A LA LUNA

GUILLERMO PERAZZO: En este caso, es mi canción preferida. Me hace acordar y esto lo hablamos con Hugo, a Devo. Ya eso me parece original, que sea algo que nos haga acordar a Devo. Me encanta que así sea.

GUILLERMO PELUFFO: Tiene un estribillo glorioso. Le armamos una letra divertida. Tengo la idea de haberla armado en el ensayo y de ir creándola desde el principio. Primero se nos ocurrió el riff, después se nos ocurrió la melodía de la estrofa y cuando se nos ocurrió la letra dijimos: “ta, gol”.

HUGO DÍAZ: Hay canciones que, desde el primer momento que las haces, que salen como por un tubo. Que entran por un lado y salen inmaculadas por el otro. No es el caso de “192 Manga”, pero no me quiero adelantar.

MAS ALLÁ O MÁS ACÁ

GUILLERMO PELUFFO: A mi es una canción que me encanta. Es la primera letra que surgió para este disco. El primer día de grabación llevé “En el salón”, “192 Manga” y “Más allá o más acá”.

HUGO DÍAZ: Musicalmente, tiene como esa cosa rápida… hay como un nervio cuando la estás tocando. Y la letra me encanta… No se si correponde que lo digamos, pero la letra está inspirada en los hijos, ¿no es verdad?

GUILLERMO PELUFFO: La letra está pensada como hablándole a los hijos de uno y por ende a alguien mucho más joven que vos. Justamente, reflexionando sobre eso que cada tanto se instala de “la juventud está perdida”… Y vos ves a tus hijos o a la gente que nos va a ver y vos decís: “¿de dónde sacan eso?”. Yo los veo mucho más sanos que lo que éramos nosotros. Como que se les está cargando un peso que es terrible. Me parece que viven en un mundo mucho más cruel que en el que vivimos nosotros. Hasta por las redes sociales pueden ser víctimas de cualquier cosa. Abrí un poco el corazón y con Hugo tratamos de armar una par de estrofas que dijeran “cuando alguien te de para atrás, yo estoy contigo”.

 

EN EL SALÓN

GUILLERMO PELUFFO: “En el salón” es una balada de rock and roll tipo años cincuenta. Una melodía muy simple pero efectiva, que se le encontraron un par de vueltas. Es una de esas canciones que no son sumamente originales pero es sumamente efectiva y nos parece que hace surgir muchas emociones, con todo un universo emocional encerrado en esas notas.

Es muy llamativo el sonido de la guitarra en esa canción

HUGO DÍAZ: Ese es un regalo de Álvaro Villagra cuando lo estaba mezclando. Le puso a una guitarra que tenía un trémolo otro trémolo arriba. Me acuerdo que la primera vez que la escuchamos, con el acorde limpio y cuando arranca el tema con los efectos que le puso, queda como un dardo que pega en el momento justo.

TERREMOTO, DINAMITA Y LLAMARADA

¿Es como el “Calavera tour” de Buitres pero de Trotsky Vengarán?

HUGO DÍAZ: (se ríe) Sí, no necesariamente inspirado en el “Calavera tour” pero es simplemente una narración de lo que pasa cuando salís de gira al interior, como le pasó a Buitres. Es una visión, un poco objetiva, de lo que pasa cuando vas a tocar al interior del país. Uno piensa en esa visión glamorosa de la estrella de rock, pero eso lo cimentás tocando en lugares donde está sonando cumbia, venís, tocás vos y luego vuelve a sonar la cumbia. Parando en hoteles en donde en la habitación hay dos camas individuales y una matrimonial, donde tenés que compartirla con algún compañero de banda (risas). O esperás para tocar en un cuartucho… pero a la vez, decís: “esto es lo que quiero hacer”. Musicalmente, la canción tiene un dejo a ese rock and roll de los setenta, tipo Sex Pistols, New York Dolls… Y es una canción que, por primera vez, la pensamos en cómo va a ser cuando la tocaramos en vivo. Sentíamos, cuando viene la segunda parte de la canción, que necesitábamos que sonara como esas bandas grandes del hair metal de los años ochenta. Queríamos que sonara como Quiet Riot o Joan Jett, con un bombo que sonara como a rock de estadios. En nuestra cabeza nos imaginábamos…

GUILLERMO PELUFFO: …como a un montón de gente cantando “Cum on feel the noize”…

HUGO DÍAZ: ¡Claro! Y la letra nombra, aparte a nuestro equipo de trabajo

GUILLERMO PERAZZO: Bajo nombres falsos. Terremoto, Dinamita…

HUGO DÍAZ: ¡Y Llamarada soy yo!

GUILLERMO PELUFFO: Todo nuestro equipo técnico tiene sobrenombres. Se me iba muy larga la canción si tenía que incluir una estrofa para cada uno (risas)

LA PROCESIÓN

GUILLERMO PELUFFO: “La procesión” es una canción con más clima. Es la que se apoya más en los climas, ya desde el riff del principío, una cosa oscura… La letra trató de acompañar esos sentimientos. Es una canción que podría estar en los discos de los Ramones de los años ochenta, en el “Too tough to die”, por ejemplo. Es triste, lúgubre, pero a la vez tiene una energía oscura que la hace magnética y nos gusta mucho. Nos parece que le agrega un color y un matiz al disco que es muy necesario. Si bien no es mi canción favorita, es una canción muy disfrutable.

HUGO DÍAZ: Cuando entra en el disco, le cambia la cara… es como que dice: “acá estoy yo”.

GUILLERMO PELUFFO: Además, nosotros que siempre defendemos el humor, con una impronta espontánea, tener cosas fuertes y pegadizas para el vivo, sabemos que en un show precisás otros matices, para limpiar un poco los sentidos. Esas canciones también están pensadas para el vivo, aunque no en el sitial de privilegio.

192 MANGA

HUGO DÍAZ: Como te decía, le dimos bastantes vueltas para llegar a la estructura quen tiene. De todas maneras, sabíamos que teníamos una canción muy linda, bien típica de Trotsky, que cuando apareció la letra, explotó a la estratósfera. Me encantan esas letras, que como hacían Los Ramones, con cosas puntuales que describen momentos o con cruces de lugares que vos los puedas reconocer en una ciudad o en cualquier lado. Narran unas historias muy tiradas a tierra, ¿no?

GUILLERMO PELUFFO: Lo que tuve al principio de la letra fue el estribillo. Es de esas canciones que se arman alrededor del estribillo. Le dimos muchas vueltas porque no sabíamos cómo introducirnos en la canción. Fue la que llevó más trabajo en el estudio. Le hicimos como cinco variaciones diferentes pero al final no contaminamos lo que más nos gustaba. Vos sabés que cuando hacés la letra podés destrozar una buena canción, como ya lo he hecho en el pasado (risas) ¡Igual, no cuento las perdidas! Pero te quedás con esas cosas: “mirá cómo cagué esa canción con la letra”.
En este caso, arranque con una cosa “Fue esto, fue lo otro” y se terminó armando una historia de amor totalmente cercana, que tiene un poco que ver con la historia de noviazgo con la que hoy es mi esposa. Hay veces que empezás a escribir y la mano no para. Llegué al final, se las canté y ya está.

HUGO DÍAZ: Hay canciones que, cuando las largás, las gente las hace medio suyas. Les ves las caras de alegría cuando la estás tocando y que vos pensás “nos quedó buena esta canción, la puta que los parió, ésta nos quedó buena”.

GUILLERMO PELUFFO: Es una canción para que la gente la cante. Lograr eso es muy dificil.

ELLOS ME BUSCAN A MI

GUILLERMO PELUFFO: Esa salió el último día de grabación. A las cuatro de la mañana, cuando nos íbamos del estudio y nos dijimos: “para qué vamos a desarmar todo, vamos a hacer una más”. Nos dimos manija: “¿No hay ninguna más para sacar? Ah, yo tengo una idea…” Y ahí salió esta canción.

HUGO DÍAZ: Es una canción de un género que nos gusta mucho, el hardcore. Tiene esa cosa que te lleva para arriba. Por haberla compuesto así después hubo que ajustarla mucho, porque al tocarla más rápido no nos dimos cuenta que a Guillermo le quedaba más cómoda en otro tono.

VAN A CAER

HUGO DÍAZ: Fue de las primeras canciones que armamos para este disco, que nació a partir de un riff, que fue lo primero que se fue de la canción (risas). Onda: “está buenísima pero no el riff”. Y nos quedamos con todo lo de alrededor del riff. Nos suena a ese punk setentero tipo Damned, con un sonido machacón de batería y de guitarra.

GUILLERMO PELUFFO: Tiene mucho del punk rock que nosotros escuchábamos cuando éramos adolescentes y que ahora, de grandes, vemos muchas bandas que nos abren el show tocando ese tipo de música. Entonces pensás: “¿por qué yo no puedo hacer la mía?”. (risas)

GOODBYE

HUGO DÍAZ: Fue una idea del Grano. La línea de bajo es toda de él y a partir de allí hicimos la canción. Tiene eso de tocar siempre lo mismo, como un clima particular, de ir lento y luego acelerarlo. Es también como el punk de los ochenta que escuchábamos de adolescentes. A mi me hace acordar a los Dead Kennedys, pero es una cuestión sentimental… A otro le puede sonar a otra cosa. Es una canción bastante “experimental”, porque tiene muchos ruiditos que nos dimos el gusto de probar. Parece pertenecer a nuestro disco “Clase B”, en donde no le dábamos tanta pelota a la melodía y contruíamos la canción a partir del riff. Cuando escuchamos el riff de Grano dijimos “es por acá la cosa”.

RELAJO PERO CON ORDEN

GUILLERMO PELUFFO: Esa canción arrancó cuando estábamos armando las maquetas del disco. Cuando estábamos terminando, alguien que toca la batería dijo “tengo una idea” (risas). Fue como tirar una bomba. Había gente que ya estaba guardando el instrumento, se había puesto el gabán, el sombrero… Y fue volver para atrás y armar la canción,que quedó casi como en la maqueta. Le pusimos sólo un principio diferente.

HUGO DÍAZ: De vuelta, es otro tema armado a partir del riff. Es como parte de una familia de canciones que tenemos. Si bien este es un disco nuevo, es como que tiene una suerte de homenaje a un estilo de canciones que tenemos en nuestra discografía.

GUILLERMO PELUFFO: Acá hay canciones que, a propósito, no tienen estribillo. En otras, buscamos el estribillo para que cante la gente. Lo trabajamos y fuimos luchando hasta lograrlo. En otros casos, fue al revés: no buscamos el estribillo. Y el resultado ofrece estéticas diferentes. Los estribillos, cuando están, son muy efectivos y pegadizos y cuando no están, brillan otros elementos de las canciones. A veces son canciones con humor, hay veces que no, hay canciones de amor y en otros aparecen otros tipos de temas, más jugados o analizando la realidad. De repente, en los últimos discos de Trotsky siempre agarramos para el mismo lugar. En esta ocasión no: esta canción le tiene que ganar a esta otra, sino para la casa. Y así fue como armamos este disco.

GUILLERMO PERAZZO: Son sólo doce canciones, pero muestran muchas facetas de lo que nos gusta hacer.

IMG_4912

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>