Santiago Tavella: las canciones de Otro Tavella tomaron “un camino distinto a las del Cuarteto”

TAVELLA PORTADA

Música, literatura y pintura se dan la mano en el álbum “Fuera de la realidad”, el primer disco/libro de Otro Tavella & Los Embajadores Del Buen Gusto. Este trabajo de Santiago Tavella muestra al integrante del Cuarteto de Nos en otra faceta, buscando una voz y un sonido propio. Previo a su presentación, conversamos con Tavella sobre el extenso trabajo de producción literaria, musical y vocal de este álbum. Y de yapa, nos describió una a una las canciones que forman parte de “Fuera de la realidad”.

¿Cómo es este Otro Tavella por fuera del Cuarteto de Nos?
Yo creo que lo principal, a nivel de letras, tiene que ver con la presencia del otro, que es el protagonista de las canciones, en contraposición al yo omnipresente en las canciones de Roberto (Musso). Está llena de misterios, de cosas que no entendemos. Hay una presencia de lo irracional muy importante. Y en lo musical hay una búsqueda de cierta indefinición, de no resolución, de no caer en el lugar previsible, de una libertad mayor en lo estilístico. Ojo, con el Cuarteto siempre fuimos muy eclécticos pero acá no está el pop rock como aglomerante. Sin embargo, a todos los que estuvimos metidos en la cosa nos resulta muy fluido el pasaje del rock a la bossa nova, del jazz a la cumbia, de la guajira al folk.

¿Cómo fue el proceso de armado de este disco, trabajo que comenzó a gestarse en 2012?
Uno de los disparadores fue, obviamente, las canciones que estaba haciendo, que iban tomando un camino muy distinto al del Cuarteto de Nos. Por otra parte, había una búsqueda interpretativa, sobre todo en el canto, que me llevó a retomar las clases con Nelly Pacheco, 30 años después, que fue un proceso muy enriquecedor, de ampliación de recursos. Y de paso, eso me llevó a agarrar la guitarrita, primero para las clases. Pero ahí vi que podía salir a tocar por ahí solito. Igual después se fueron sumando los demás Embajadores del buen gusto.

¿Cuánto se transformaron esas canciones desde ese comienzo en 2012 hasta ahora?
Por un lado, fueron apareciendo más jugadores en la cancha, que fueron aportando sonidos. Pero creo que el crecimiento más grande tiene que ver con lo interpretativo. Nos dimos un tiempo para llegar a versiones maduradas de las canciones. En muchos casos, con muy pocos elementos (voz solista, una guitarra, bajo, batería y coro), muchas veces la armonía no está dada por acordes de un instrumento sino por la suma de las melodías.

¿Cómo fue el trabajo de edición de las canciones junto a Aldo Mazzucchelli?
Con Aldo veníamos mostrándonos canciones mutuamente (él tiene cosas muy buenas que en algún momento mostrará) y ahi le propuse que fuera el editor del disco. En principio, revisar las letras con ojo literario, que es un trabajo que en la producción musical actual no está presente, y se nota, porque la canción es 50/50 de letra y música. Creo que en otras épocas los compositores tenían o bien co-autores o bien amigos escritores que ayudaban a que el resultado final fuera más balanceado. Ahora escuchás mucha cosa en la que el sonido se nota muy trabajado, pero te quedás con la pregunta ‘¿de que me están hablando?’. Y no porque usen un lenguaje litarario complejo: es como que escuchás muchas cosas muy simples y obvias. No en vano los adolescentes usan tanto la palabra ‘literal’: para mi es un diagnóstico inconsciente de la falta de otras lecturas, de metáfora, no hay lugar a lecturas entre lineas, no hay opacidad, todo es transparente y eso a mi me aburre

¿Cuál fue el aporte de Coriún Aharonián y Fernando Cabrera a este trabajo?
Coriún es uno de mis maestros y cada tanto nos reunimos a charlar. Cuando tenía las canciones más o menos armadas, en 2015 creo, se las pasé para que las escuchara y me contara que le parecían. De ahi salieron cosas muy interesantes, de composición, interpretación. Creo que crecieron. Ahora tengo que mostrarselas de nuevo a ver si es así (capaz que me dice que las arruiné, andá a saber). Con Fernando, con el que no estudié cosas pero que lo estudié, pasó lo mismo: le mostré las canciones, creo que en 2013 y también me hizo muy buenas devoluciones y aportes de ideas.

¿En qué forma influyó el trabajo de Guillermo Berta en la producción musical del disco?
Por los discos que él produjo yo veía que había afinidad en la búsqueda de lo natural, tanto en el sonido como en la interpretación. No llenar de efectos las voces para disimular el autotune: lo que está es lo que está. Y para mi gusto, el resultado es mucho más expresivo y musical que el que se obtiene con la edición que se puede hacer ahora, en la que tanto la afinación como el tempo los podés corregir hasta llegar a una perfección que para mi es estéril.

Y hablando del tema canto: ¿cómo fue el trabajo en la parte vocal junto a Nelly Pacheco (a quien ya mencionaste) y a Sara Sabah?
Para poder prescindir de todo esa parafernalia tecnológica tenés que cantar en serio. Nelly es una docente con niveles de exigencia muy altos, no solo en lo técnico sino en lo interpretativo. Que vos encuentres tu voz, o más bien que tu voz te encuentre y te saque del medio al ego. Con Nelly estudiamos Josefina Trías, Analía Ruíz, Sara y yo. Y Sara, que tiene mucha carretera en el canto, contribuyó mucho en los arreglos de coros y cantó también. En un principio, como guía de referencia pero al final quedó tan lindo el ensamble de las 3 voces femeninas que quedaron en el disco.

¿Cómo fue la decisión de editar un libro junto al disco? ¿Cuál es el contenido del mismo?
Como te contaba, se fue dando naturalmente un contubernio entre escritores y un servidor. Primero con Aldo (Mazzucchelli), pero después con otros amigos. Ahi surgió la idea de repartir las canciones entre ellos para que hicieran una suerte de prólogos que abrieran el juego de interpretaciones en el que van a entrar las canciones una vez que empiecen a ser escuchadas. Es otra señal que lo literario juega un pael importante en las canciones

¿Cada disco va a tener una portada diferente?
Si, hay un dibujo impreso que voy a colorear a mano. Como hoy en dia no se hacen tantos discos, me gustó la idea: que cada uno tenga algo único

¿La presentación del disco va a conjugar lo musical y lo literario con el mundo de la pintura? ¿Cómo va a ser ese encuentro en el Cuarto Tavella?
Vamos a tener una nueva exposición de obras, algunas mías, otras de mi colección y de algún artista más y con Los embajadores ejecutaremos las canciones. El ambiente del estudio es ideal para ambas cosas. El cuarto de grabación es grande y tiene un sonido muy estudiado, por lo que es ideal para hacer conciertos, aparte de grabar, que es su función principal. Ya hemos hecho varios encuentros secretos, este va a ser el cuarto, en el Cuarto Tavella. La gente que viene queda encantada con el hecho de escuchar la música en el lugar en el que se hizo. No es algo muy común. Y eso lo acompañamos con exquisiteces para beber y comer, un grabado pintado a mano por mi y en este caso con el disco de regalo. Va a ser el domingo 6 de agosto y para reservar tienen que escribir a [email protected] y ahi arreglamos.

tavella tapa

Le solicitamos a Tavella que nos describiera las canciones que integran el disco “Fuera de la realidad”. El músico nos envió estas respuestas, las que transcribimos tal como nos la envió.

UN AMOR CUALQUIERA / un pedacito de una novela de Colette me decía “tengo una canción adentro” creo que la encontré, me gusta mucho el juego entre el narrador y cuando Minne toma la palabra, el Vasco Elola está armando un video para esa conción con unas ideas fantásticas

LAS ZAPATILLAS ROJAS / mi madre me leía los cuentos de Andersen cuando era chico, muy truculentos, como deben ser los cuentos para niños, yo pensaba que mi versión de la historia la suavizaba de alguna manera, pero si lees el prólogo de Gabriela Onetto la cosa no es tan así, como que es más perverso aún, la música tiene deudas con los discos del 74 al 76 de Joni Mitchell que son de las cosas que más me gustan

EL AMOR ES DE NADIE / un malentendido sobre una canción de Jaime Roos (amandote) yo creía que decía el amor es de nadie en vez de no te enamores de nadie, eso fue hace mil años, pero la frase el amor es de nadie me quedó dando vueltas en la cabeza hasta que un buen día salió esta canción con cierto aire thecuresco.

SACERDOTISA DE AFRODITA / mi conocida aversión por el trabajo se juntó con un artículo de Amir Hamed en el que hablaba de que en nuestra sociedad contemporánea todo es llamado trabajo, y ponía una frase que decía más o menos “las otrora sacerdotisas de Afrodita, hoy devenidas en trabajdoras sexuales”. Después como llegué al viaje en el tiempo supongo que lo podrán aclarar Tony y Douglas, la música, que originalmente propuse como bolero muy tranqui fue transformada por los embajadores en una guajira bien caliente.

BAILE DE MIERDA / un sobrino mio, Santiago Sappía, hablando de distintos antros que frecuentaba se refirió a uno de ellos como “un baile de mierda” y ahi me acordé de que Graciela Taquini siempre le preguntaba a las parejas que le presentaban ¿y ustedes donde se conocieron? el aire de cumbia peruana fue posible gracias a que Sebastián Macció es de los pocos bateristas uruguayos que puede tocar cumbia solo con la batería, si bien en el disco aparecen otras percusiones en vivo lo hace solito y es cumbia posta, mismo

NOCTURNO DE LA ESTATUA / un poema de Xavier Villaurrutia, un surrealista mexicano de la primera mitad del SXX, le había hecho una música hace como 30 años en un taller de composición con Coriún, una música muy mala, pero el texto me quedó siempre en el debe, y finalmente me hice de las herramientas musicales para llegar a algo digno, algo entre el jazz y Piazzola

ELLA ES MI NOVIA / por un lado tiene eso de “a quien no le pasó” pero si escarbás un poco más te encontrás con Bioy Casares y la invención de Morel, que juega mucho con esa idea del otro (Faustine) como fantasía de uno, la música tiene una cosa medio psicodélica a lo Kevin Ayers que siempre me pareció un músico increíble

HADAS OSCURAS / no todo es lo que parece ser, la idea de las hadas como seres de luz es casi tan estúpida como la idea de los seres de luz, el hada de la canción es un poco maga cortazariana y con el principe bailan apretando al son de una balada épica setentera

DESAYUNO EN TIFFANY’S / otro pedacito de una novela, Truman Capote en este caso que tenía una canción escondida, creo que somos la banda con más fragmentos de novelas musicalizadas de la historia, dos, no son muchas pero no conozco otras que tengan una, lo cual es irrelevante de todas formas, la base rítmica se luce articulando muy sabiamente varios ritmos brasileños con sutileza

LA PRINCESA / Rubén Darío empeorado, es que es tan perfecto que si le ponés música salís perdiendo, cuando tuve la idea musical sobre el famoso poema decidí empeorarlo para que la música tuviera alguna función.

LAS VECINAS DE SATÁN / Hard Rock, numerología y Ravel, el mensaje satánico está al derecho, si la pasás al revés el violento solo de guitarra del Lanza suena el Ave María de Handel

TAN PATÉTICOS Y BELLOS / otra balada setentera, como del año del gato, no hay solución porque no hay problema, Duchamp y el amor, nowhere men & women

NOVELAS VAGAS / de nuevo un malentendido, de chico yo pensaba que la Nouvelle Vague era una corriente literaria de gente que escribía con evocaciones poco precisas, novelas vagas, eso, algunas frases de Lacan que más allá de su eficacia clínica a mi me resultan muy poéticas, un poco de Patafísica a la Lewis Carroll entre coqueteos con Erik Satie y el estribillo en el que más se lucen las voces de las chicas

LA SIRENA DE EL PINAR / Andersen ataca de nuevo en la ciudad de la costa, lo que comenzó como una baladita muy simple terminó siendo la pieza de lucimiento demoledor de Los embajadores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>