Entrevista a La Rika Merlot, que este sábado presenta su disco junto a Mateo Moreno

DSC_0164

La banda La Rika Merlot tiene varias características particulares: varios años sobre los escenarios (algunos de sus integrantes tocaron en el grupo ‘Jurisdicción Nacional’), son de Maldonado, tocan dos hermanos y su padre y luego de cinco años lograron editar nuevo disco, “Flores del Tiempo”. Diego Silva, baterista del grupo, charló con Yamp! de estos temas, así como de la situación del rock uruguayo en Maldonado y el interior del país.

 Por Miguel Acosta

La edición del último trabajo de La Rika Merlot fue “un proceso un poco lento, ya que grabamos en Montevideo y al ser una banda del interior, por un tema de distancia y trabajos, sólo utilizamos los fines de semana para grabar, editar y mezclar”. La producción de “Flores del tiempo” estuvo a cargo de la bajista Shyra Panzardo, quien fue “pieza clave” para la realización del mismo. “Además de su amistad y de tener una buena trayectoria, aporto mucho para el disco desde el principio, presentando el proyecto a Fonam, se encargó de acercar al proyecto algunos de los músicos invitados, como Tabare Rivero, Juan Rodriguez, Federico Navarro, entre otros aportes en la producción. También participo en dos canciones del disco,’Gorrión o Gavilán’ y ‘Canción Cuna’”, remarcó Silva.

Este sábado, la banda presentará este segundo trabajo en el local fernandino Piano bar, en donde compartirán escenario con Mateo Moreno. “El show va a ser especial, porque hace muy poco fue lanzado nuestro nuevo disco y va a ser una buena oportunidad de seguir presentando las nuevas canciones”, explicó. También es especial porque ambos grupos comparten a uno de los músicos: el tecladista Horacio “Tato” Cabrera. “Compartir el escenario con Mateo es gratificante; tenemos una amistad de años y hemos compartido unas cuantas veces escenario. Incluso, cuando estaba con No Te Va Gustar abrimos un show de ellos en el Campus de Maldonado”, recordó.

“Alguien más en quien confiar” es el nombre del anterior disco de La Rika Merlot, editado en 2011. Para el baterista, los dos trabajos son similares en cuanto a la “versatilidad de estilos musicales: tiene rock, punk, algo de ska y algunas baladas, lo que lo hace un disco entretenido, con algunas letras muy profundas”. Este nuevo trabajo tiene un sonido “más comercial en algunas canciones. Pero no es un disco suave. Hay una clara mejora en el sonido, en los arreglos y el aporte de nuevos instrumentos como teclado, cello y trompeta, que le dieron un sonido mas refinado”.

La demora en editar un nuevo trabajo se debió a que “al ser una banda de Maldonado, todo se nos hace mas lento. Nuestra logística es compleja. Dos músicos viven en Maldonado, uno en Pan de Azúcar y yo vivo en Montevideo. Por eso podemos trabajar solo los fines de semana, lo cual no es muy beneficioso, ya que los fines de semana es cuando también tenemos shows. Esto acorta bastante el tiempo para trabajar y pre producir un disco”. El tiempo transcurrido entre la edición de un disco y otro les hizo realizar “un trabajo creativo muy diferente. Tratamos de no cometer algunos errores del pasado y mejorar nuestras canciones, tanto en su sonido como en las letras. Eso también requiere de tiempo y autocrítica”.

El ser del interior les ha jugado en contra, al menos para formar parte de la escena del rock uruguayo. “Nosotros tenemos, por suerte, mucha experiencia en esto del rock uruguayo, desde ‘Jurisdicción Nacional’, una banda con 17 años de vida y estos 8 años ‘La Rika Merlot’. Hemos pasado por todos los momentos del rock, pero así mismo se nos hace casi imposible participar de los eventos mas importantes del Rock Uruguayo”. Pero esa no es la única mala noticia al respecto. “En este momento, la escena del rock en Maldonado esta paralizada, lamentablemente. Hay pocos lugares para tocar, pero lo que ha cambiado mucho es el publico, las generaciones nuevas… Cada vez salen menos a conocer y a escuchar una banda de rock”, se lamentó.

Consultado sobre cómo es formar parte de una banda en la cual tocan padres e hijos, Silva dijo que “es muy bueno y se disfruta mucho. No pasa muy seguido que dos hijos compartan el hacer música con su padre. Aveces hay algún entre dicho. No es fácil separar los tantos… pero, ¡la música triunfa! En mi caso hace varios años que toco con mi viejo y ya llevamos grabados mas de cinco discos juntos. Son lindos recuerdos y están grabados…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>