Canciones, cine y libros por Silvana Sandonato

paul-auster-descontexto

La santa trinidad. Igual nada muy loco. A todos nos gustan. Y se ve que a los que hacen las canciones también les gustan los libros y a los que hacen los libros les gusta el cine y a los que hacen películas también les gustan las canciones y así hasta que se den todas las combinaciones y permutaciones posibles.

En febrero me fui de vacaciones. Es bueno recordar las vacaciones ahora que pasaron hace tanto y hace frío. Fueron quince días en la playa. Hacía años que no me iba tantos días, muchos años. Me cuesta no hacer nada. O casi nada. Mucho me cuesta. Me miré la trilogía completa del Señor de los Anillos “extended versión”. Mi color blanco casi verde se tornó a humano a los días y luego hasta se me marcó en la piel el traje de baño. Y eso que no me expongo al sol a las horas que no se puede, me pongo factor treinta y pico y siempre llevo sombrilla a la playa. No sé si les había contado pero soy muy blanca, demasiado. Me llevé tres libros. Uno de fauna amenazada del Uruguay del que no voy a decir nada más, “Un poquito tarada” de Dani Umpi y “Gatos Ilustres” de Doris Lessing. También me llevé casi toda la discografía de los Beatles, juntos y separados, el “Greatest hits” de Queen y el “Reveal” de R.E.M, para ir escuchando en el auto. Al cuarto día ya me había leído todo y me había escuchado todo. Me quedaban muchas vacaciones por delante y ya me había consumido toda la mercadería. Estaba en serios problemas.

Así que tuve que adquirir más libros. Por suerte existen las librerías en los balnearios. Nunca había leído a Paul Auster, así que me compré Tombuctú. Me lo recomendó Fionn Regani en “Put a penny in the slot” de su disco de 2006, “The end of history”.

El alma de un perro,

Está vivo y no se ha ido

A la finca, como los demás dijeron.

Un Rhodesian Ridgebackii,

Fuera de los caminos,

En una tienda de muebles en los muelles.

Por la soledad que fomentas,

Sugiero a Paul Auster,

Un libro llamado Timbuktu.

Sí, se trata de un libro contado por un perro llamado Míster Bones. Sólo eso te puedo contar para no spoilear. Si bien el título original del libro es “Timbuktu”, lo tradujeron como “Tombuctú”, no sé bien por qué, porque según Paul, Tombuctú es un oasis de espíritus que comienza allí, donde termina el mapa del mundo. Lo interesante es que Tombuctú es una ciudad de la República de Mali, cercana al río Níger. En la lengua autóctona su nombre es Tumbutu. Un antiguo proverbio maliense recita que “el oro viene del sur, la sal del norte y el dinero del país del hombre blanco; pero los cuentos maravillosos (…) sólo se encuentran en Tombuctú”. Pero más interesante aún es que el origen etimológico del nombre de la ciudad sea tin, que significa lugar y buktu, que es el nombre de una vieja mujer maliense conocida por su honestidad y que vivió en la región. Los tuareg, un pueblo de tradición nómada que fundó esta ciudad allá por el año 1100, confiaban a esta mujer todas sus pertenencias en sus viajes hacia el norte. Cuenta la leyenda que cuando llegaban a sus destinos y les preguntaban dónde habían dejado sus cosas, ellos respondían: “las dejamos en tin Buktu”, es decir, en lo de Buktu. Así que Timbuctu, Tumbutu, Tombuctú, es todo lo mismo. Al final no estaban para nada errados en la traducción.

Y a Fionn Regan me lo recomendó una amiga que hace muchos años no sé nada de ella pero que espero que esté bien. Por aquellos años de facultad me había grabado una buena cantidad de canciones que yo no conocía. Muchos años después yo le grabé una buena cantidad de canciones a un amigo y la incluí. Mi amigo fue el que me recomendó que me comprara ese libro de Paul Auster en estas vacaciones que les estoy contando.

Y la siguiente canción viene recomendada nada más y nada menos que por Paul Auster. A disfrutarla.

Siempre tenía un efecto calmante sobre él, como si la música le ayudara a ver el mundo más claramente, a comprender cuál era su lugar en el orden invisible de las cosas. Ahora que la casa estaba vacía y él estaba listo para irse, se quedó un día más para dar un largo recital de despedida a las paredes desnudas. Una por una, tocó un montón de sus piezas preferidas, comenzando por Las misteriosas barricadas de Couperin y terminando por el Vals de Jitterbug de Fats Walleriii, aporreando el teclado hasta que se le entumecieron los dedos y tuvo que dejarlo.

Paul Auster “Música del Azar”

Pero ahora me toca a mí; yo quiero contarles qué canción tiene un efecto calmante en mí y que creo podría ser la canción que elegiría para que me acompañara para la eternidad cuando estire la pata. Si pudiera lograr que la película que la contiene también me acompañara para la eternidad, sería maravilloso. Es la historia de un auto, de su dueño, del inmigrante hmongiv que se lo quiso robar pero que finalmente termina siendo su compañero. Esos extraños vecinos, descendientes de antiguos enemigos políticos, ahora son los que más entienden y quieren a este viejo polaco americano gruñón que perdió el cariño de su familia a fuerza de su distancia y mal humor. Es la historia de Walt Kowalski, de Thao Vang Lor y del Ford Gran Torino.

No sé si les interesa, pero en mi lista de cosas que tendría si tuviera mucho dinero está el Ford Gran Torino Sport Fastback de 1972 de color verde inglés oscuro, con una banda dorada lateral. Después viene una casita sobre el río en Colonia del Sacramento y tomar exclusivamente agua San Pellegrinov. Las pequeñas cosas, viste.

De este peliculón se desprende un exquisito soundtrack que comienza cantando su director, mi muy amado Clint Eastwood. Esa voz áspera pero calma es un preludio de lujo al caudal que le sigue de Jamie Cullum. Fue escrita y compuesta por estos dos más el hijo de Clint, Kyle, y Michel Stevens, que debe ser hijo de alguien pero no tengo el gusto.

Yo me quedé sin palabras. Sigamos leyendo, viendo y escuchando, por favor.

iAlgunas notitas al pie, cada vez menos.

 Fionn Regan es un músico folk irlandés, oriundo de Bray.

iiEs una raza de perro.

iii Wikipedia dice que Thomas Wright Waller, llamado Fats Waller, fue uno de los grandes pianistas de la historia del swing y del stride piano. Nacido en el barrio de Harlem (Nueva York).

iv Wikipedia dice que los hmong son un grupo étnico internacional que viven principalmente en las zonas montañosas del sudoeste de la República Popular China.

v Wikipedia dice que San Pellegrino (también estilizado como S. Pellegrino) es una marca de agua mineral natural originaria de Italia, propiedad de Sanpellegrino S.p.A. El agua S. Pellegrino es obtenida de un manantial termal ubicado en San Pellegrino Terme, en los Alpes italianos, próximo a la ciudad de Bérgamo. Esta fuente termal era apreciada ya en el medievo. Se cuenta que Leonardo Da Vinci, en 1509, viajó a San Pellegrino para probar su milagrosa agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>