A un año del show de Paul Mc Cartney en Montevideo

Macca02

La impresión que tenemos en Yamp! de lo que pasó hace un año es simple, fue la noche más importante en la historia de Uruguay cuando hablamos de shows multitudinarios y de primer nivel.

No sólo por el show en sí, perfectamente ejecutado y organizado, sino por la calidad del artista que llegó a nuestra tierra, un Maestro en todo sentido, tal vez el más grande artista vivo que tenemos hoy en Occidente.

Que fue lo que pasó?, como una plaza ignorada por los grandes tours y por las “celebridades top” de pronto calificó para recibir al más grande de todos?.

Algunos dicen que fue la voluntad del propio Mc Cartney, otros que el confuso momento de la Argentina hizo que heredáramos una inesperada fecha de su gira, están quienes mencionan la probada  capacidad del productor local Alfonso Carbone para hacerlo posible, etc.

Aquí imaginamos que una noche de tanto valor sólo es viable por la sumatoria de estas y otras causas, enmarcadas en un momento especial para que así sucediera.

Tenemos algunas notas mentales que perduran, la primera y más fuerte fue la cantidad de mails y mensajes de texto con la palabra “No” que recibimos días antes que fuera público, cuando ya manejábamos la información y la confirmación de su show.

“No es cierto”, “No lo repitan porque es imposible”, “No es más que un deseo”, una colección de No’s tan uruguayos como infértiles, que se derrumbaron cuando el Beatle salió a escena en el Centenario.

“Y el público no entra corriendo?” nos pregunta alguien del staff inglés cuando se abren las puertas del Estadio, “no, la gente en trance no corre” pensamos pero no dijimos, nuestra segunda nota es la felicidad que había en cada rostro, no sólo de los espectadores, los miembros de la comitiva también estaban felices del entorno y de la noche.

Había emoción por lo que implicaba Paul Mc Cartney, no sólo por los presentes, sino también por la memoria de los ausentes, miles de testimonios de personas haciendo realidad un sueño propio y otros recordando la música que formó a sus padres.

La tercera nota mental que tenemos es el efecto mágico que se produjo por esas horas, Macca nos subió un escalón en todo sentido, nos tomó de la mano y nos dijo “es por acá” a un país entero, elevó como nunca el placer de escuchar música y de admirar a un artista consagrado, nos dignificó no sólo al ponernos en el mapa, sino al recordarnos que hay cosas que merecemos y podemos disfrutar.

Hace un año que vino y se fue, como el primer tema que hizo en Uruguay, “Hello, Goodbye”, como un profesional que inyecta calidad  y se va dejando por varios días el sabor de lo realmente bueno.

Hoy hace un año que un Maestro mostró un camino, ojalá no dejemos crecer nunca la maleza por ese sendero que marcó y podamos pronto disfrutar de otros artistas que vengan a ensancharlo y hacerlo perdurable, todo será posible pues antes que ellos y trazando el plan, pasó el más grande de todos, Sir Paul Mc Cartney.

Fotos: Pata Torres 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>